Equilibrio

Equilibrio
"Me dejo fluir,buscando el equilibrio. Entre la resistencia y el miedo, el deseo y la voluntad"

viernes, 18 de octubre de 2013

LACRAS DE LA PALABRA

"Hay tantos secretos en nosotros que no es posible explorar en forma consciente y sin guía, la ciénaga mental."
Me busco, ya sin buscarte entre los mitos del amor,
pequeña civilización de mi cuerpo. Arrasada
entre todas las historias e histerias de los dramas pasados: desde el paraíso perdido hasta nuestros días apocalípticos donde cabalga la furia de los jinetes sin reino.
Yo soy la humanidad y con ella me vuelvo humo, holograma desesperado.
Sin presencia agito jirones del espíritu entre filosofías confusas.
 El hombre humo, el hombre polvo de estrellas, el hombre gen manipulado hasta su cuasi perfeccionamiento. Corazón digitalizado, en una pantalla sin sentido.
¿No oyes que late, late sin cesar y deja una estela de sangre coagulada?.
Me deslizo entre un millón de glóbulos detenidos.
Ayer creía,
 creaba, 
una esperanza mutando en el espacio de las letras, pero no era una posibilidad certera, sólo era cierta posibilidad, cierto desastre inminente, empujando mis ideas hacia otra  peri-feria.
 Un espejismo de realidades, frente al punto ciego de todos los ojos.
-"Elijan  ilusos de todos modos nunca sabrán si existe una realidad verdadera"-
 Ya nos pasó... después de tantos años, comenzamos a ver las escenas escondidas bajo la euforia colectiva y los gritos mundiales.
Y  tardamos más de 400 años en poder construir otros discursos para cambiar románticas conquistas por otro oscuro genocidio.
 Las historias mienten, las filosofías engañan, las palabras se apoderan del ser y lo vuelven esclavo .
 ¿Adónde iremos con esta herencia rota de voces y ecos?  
Me detengo un momento, las voces nos llaman, son la memoria ancestral, las voces nos re-claman, nos piden en la madrugada, cuando el ruido del mundo se detiene que las pronunciemos.
 Poesía-escritura, profecía errante,
 abecedarios ocultos en luchas desiguales, abriendo corazones al sacrificio de otros dioses.
Yo estoy aquí, soy un hueco, un túnel, apenas una sombra, que busca transfigurarse al sacro resplandor de las palabras .

6 comentarios:

  1. la palabra escrita en la piel de la vida ,testigo del tiempo
    un beso querida amiga

    ResponderEliminar
  2. Gracias Horacio, por tus palabras. Besos

    ResponderEliminar
  3. Son muchos los enigmas que aún quedan por descifrar, tantas pieles que arrancar para encontrar la verdad, pero ¿cuál es esa verdad?
    No existe una única realidad, porque está la tuya, y la mía, y la de tantos otros que peregrinan o peregrinaron a nuestro lado y antes incluso de nosotros llegar...la palabra dicha, la palabra escrita responde a la boca o a la mano que ese momento de ella disponga...¿Dónde está la realidad certera? Ni en el resplandor de las palabras está...está escondida más allá de ellas.

    Besos enormes, princesa!!!

    ResponderEliminar
  4. Lo trascendente no nos es accesible, las palabras mutan en cada escritura, en cada historia. Besos amiga!!

    ResponderEliminar
  5. Los genocidas acaban en los altares, la historia miente y la filosofía nos embauca. ¿La poesía quizás?
    En cada párrafo encuentro una cueva, pero no entro.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Quizás la poesía nos quiere decir algo diferente. Mientras tanto escucho y cuestiono. No tengo dioses. Saludos amigo

    ResponderEliminar